,

10 ejemplos que demuestran que los dibujos animados pueden tener una lógica ridícula

Patrocinados

No le busques tres pies al gato, como diría mi abuela. Los dibujos animados son mágicos. Por ejemplo, ¿qué hacía un niño con un mono en el hombro buscando a su madre por todo el mundo? ¿La gente que se encontraba con él lo veía normal? Pues parece sí, porque Marco se cruzó desde los Apeninos hasta los Andes buscando a su mamá con Amedio a cuestas y a nadie le pareció raro. Que ves a un niño de 10 años montado en un tren, solo con un mono, y algo te llama la atención. 

Y como éste ejemplo, miles. Heidi se iba con Pedro y Niebla a los montes a pasear a las cabras y el abuelo se quedaba en casa haciendo queso. Pero señor, que yo mando a mi hija a comprar a una tienda a cien metros y si tarda más de cinco minutos ya estoy preocupada. O dibujos animados más recientes como ‘Bola de Dragón’, que se pasan todo el día dándose palos o entrenando en el gimnasio y ahí no trabaja ni el tato. ¿Cuántos días tiene cotizados Goku? Le va a quedar nada y menos de jubilación a ese hombre.

Patrocinados

En fin, que los dibujos animados son para disfrutar, no para buscarles mucho sentido, y aquí te dejamos 10 ejemplos más que demuestran que pueden tener una lógica ridícula. No te los pierdas.

Patrocinados

Fuente: Boredpanda

Patrocinados