, ,

19 fails épicos que demuestran por qué deberíais probaros la ropa 2 veces antes de comprarla

Patrocinados

¿Cuántas veces nos hemos comprado algo, y al probárnoslo en casa hemos descubierto que no nos quedaba igual que en la tienda? O peor aún, ¿cuántas veces hemos comprado algo por Internet y cuando nos ha llegado no nos queda ni de coña como al modelo de la tienda online?

En muchas ocasiones, por las prisas de no mirar bien la prenda, quizás por coger rápidamente un saldo antes de que nos lo quiten, nos hemos llevado una —desagradable— sorpresa cuando por fin nos lo hemos probado en casa. Quizás al mirarnos en el espejo de nuestra habitación es cuando nos llevamos el bofetón de realidad que necesitábamos. O quizás la culpa es de un gazapo en el diseño que nos ha pasado desapercibido… hasta que ha sido demasiado tarde.

Patrocinados

Juzgad vosotros mismos:

Patrocinados

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

De regalo: 19 cosas que no sabías de Zara, contadas por sus empleados.

Patrocinados