,

Aquí, o alguien miente, o hay un impostor en el edificio

Patrocinados

Si buscas en redes sociales el nombre de la primera empresa de mensajería que te venga a la mente, te darás cuenta al instante de lo complicado que es este mundillo: es por ejemplo muy común que el mensajero diga que el destinatario no estaba en casa en el momento de la entrega, pero este jure y perjure que no se ha movido de su domicilio. Y a veces lo contrario, que es mucho más complicado de solucionar: el mensajero ha entregado el paquete en un domicilio al destinatario, pero este asegura que no ha sido así.

Porque cuando el paquete ha sido entregado “a alguien” es cuando comienza el pánico. ¿A quién le han dado el paquete? ¿Había “alguien” en mi casa? ¿Se han equivocado de lugar y nunca seré capaz de demostrarlo? Es más o menos lo que le ha pasado a nuestro protagonista de hoy.

Patrocinados

Nuestra peor pesadilla cuando estamos esperando un paquete como agua de Mayo:

Patrocinados

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.

Patrocinados