, ,

Cuando su hijo murió, este hombre escribió 10 reglas que todo padre debería seguir al pie de la letra

Patrocinados

Para mucha gente, cuando se conoce a los hijos se entiende cuál es el verdadero sentido de la vida. Por ese motivo, sufrir la muerte de uno de ellos es uno de los sucesos más traumáticos que se pueden vivir. Es lo que le pasó a Richard Pringle, un padre orgulloso que, lamentablemente, tuvo que ver morir a su hijo Hughie, de tan solo 3 años, a manos de una hemorragia cerebral debido a una condición con la que nació.

Un año después de su muerte, Pringle publicó en Facebook un conmovedor testimonio en el que enseña cuáles son para él las “10 cosas más importantes que aprendió desde que perdió a su hijo. La publicación no ha dejado a nadie indiferente en las redes sociales, ya que especialmente los que son padres y se han identificado con ella han conseguido que se viralice.

Patrocinados

Todo un toque de atención que nos recuerda que hay que mantenerse alerta:

“1. No puedes besar y amar “demasiado”.

2. Siempre tienes tiempo. Deja lo que estás haciendo y juega, aunque sea durante solo un minuto. Nada es tan importante como para no poder esperar.

3. Saca tantas fotos y graba tantos vídeos como puedas. Algún día, podría ser todo lo que tengas.

4. No gastes dinero, gasta tiempo. ¿Piensas que lo que consumes importa? Pues no. Lo que haces es lo que importa. Salta en los charcos, pasea. Nada en el mar, haz una hoguera y diviértete. Es todo lo que quieren. Ya no recuerdo lo que le compré a Hughie, solo recuerdo lo que hicimos juntos.

5. Canta. Cantad canciones justos. Mis recuerdos más felices son de Hughie sobre mis hombros o sentado a mi lado en el coche cantando nuestras canciones favoritas. La música crea momentos.

6. Atesora las cosas más simples. Por la noche, en la cama, leyendo cuentos. Las cenas juntos. Los domingos perezosos. Atesora los momentos más sencillos. Son lo que más echo de menos. No dejes que esos momentos especiales pasen sin darte cuenta.

7. Despídete siempre con un beso, y si te olvidas, vuelve y bésales. Nunca sabes si será la última vez que puedas hacerlo.

8. Haz que las cosas aburridas sean divertidas. Ir de compras, viajas en coche, caminar a la tienda. Haz el tonto, gasta bromas, sonríe y divertíos. Solo son quehaceres sin los tratas como tales. La vida es muy corta como para no divertirse.

9. Escribe un diario. Escribe todo lo que hacen los pequeños que ilumina tu mundo. Las cosas divertidas que dicen, las monadas que hacen. Nosotros empezamos a hacerlo después de perder a Hughie. Queríamos recordar todo. Ahora lo hacemos por Hettie y lo haremos por Hennie también. Esos recuerdos estarán escritos para siempre y cuando seas mayor podrás leerlo y atesorar cada momento.

10. Si tienes a tus niños contigo. Para darles un beso de buenas noches. Para desayunar con ellos. Para acompañarles al colegio. Para llevarles a la universidad. Para presenciar su matrimonio. En ese caso, estás bendecido. Nunca lo olvides. ❤️”

Patrocinados

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.

Patrocinados