, ,

Cuando te independizas y tu madre te da un kit de supervivencia básico (con instrucciones)

Patrocinados

Una madre siempre será una madre, y siempre se preocupará por sus hijos, tengan 10 o 35 años. Uno de los momentos más duros que existen para una progenitora es cuando sus “cachorros” abandonan el domicilio familiar para comenzar una nueva vida, aunque en nuestro país, gracias a los miserables sueldos y los contratos de una semana, cada vez son más los jóvenes que ven imposible el día que esto suceda.

Hagamos un rápido cálculo: encuentras un trabajo donde te pagan, como muchísimo, 600 o 700 euros al mes. Ahora resta el alquiler –mínimo 300 euros si no te metes en un sótano–, la comida, la factura del móvil, la luz y el agua –si no están dentro del contrato de arrendamiento–, Internet y vivir (tomarte un par de cervezas algún día en un bar). Y si encima estás separado y tienes que pasar una pensión a un hijo, olvídate para siempre de salir de casa de tus padres.

Patrocinados

Por suerte, no son estos todos los casos, y aún hay jóvenes que le echan valor y se pueden independizar de su familia. Y para dar este importante paso nada mejor que un kit de supervivencia básico (con instrucciones) diseñado al milímetro por tu madre del alma.

Patrocinados