, ,

El hilo sobre los nombres que se están poniendo hoy en día a los niños, que hará que os replanteéis si deberían existir los carnets de padre

Patrocinados

El nombre propio es muy importante para las personas: lo deciden los padres normalmente al momento de nacer y nos acompaña durante toda la vida. Hasta cierto punto, marca nuestra identidad. El derecho de los padres a elegir el nombre del bebé está sujeto a algunos límites legales, ya que un mal ejercicio de esa libertad podría afectar a la dignidad del recién nacido. Por eso, hay ciertos nombres que no se le pueden poner al bebé.

En general, las prohibiciones en cuanto a la imposición de nombre se han ido haciendo cada vez más flexibles a lo largo de los últimos años, pero todavía existen ciertas limitaciones a la hora de inscribir el nombre del niño. “No podrá consignarse más de un nombre compuesto ni más de dos simples” o “quedan prohibidos los nombres que objetivamente perjudiquen a la persona” son algunas de ellas. Tampoco se permiten, por ejemplo, nombres abstractos o de fantasía.

Patrocinados

Hace unos meses se viralizó el caso de unos padres que pusieron en marcha una campaña en Change.org para pedir que el Registro Civil de Fuenlabrada les permita inscribir a su bebé, nacido el pasado 12 de julio, con el nombre de “Lobo.

lAasbUXEgmJQmNV-800x450-noPad

Finalmente, la propuesta tuvo final feliz: el director general de los Registros y del Notariado, Javier Gómez Gálligo, anunció que tenía la intención de admitir “Lobo” como nombre para un recién nacido, tal y como pidieron sus padres.

En aquel momento las redes sociales se volcaron a apoyar a esta familia… pero en los últimos días hemos visto en esas mismas redes muchas manifestaciones de rechazo a padres que eligen nombre un tanto… peculiares, para sus vástagos. En particular, ha llamado mucho la atención la gran cantidad de —suponemos— fans de Juego de Tronos que están bautizando “Daenerys” a sus hijas… e incluso “Arya.

Este hilo del tuitero @antonioagredano da un buen repaso a estas y otras tendencias a la hora de poner nombre a los pequeños, y concluye que la televisión manda:

Y aunque a nosotros nos parece que no tiene nada de malo ser un poco creativos con los nombres, nos quedamos con esta reflexión de @hematocritico:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Patrocinados