,

El impactante cambio de imagen y de vida de Víctor Estévez, finalista de ‘Operación Triunfo 4’

Patrocinados

Cada vez quedan menos semanas para que sepamos quién se convierte en el ganador de Operación Triunfo, y la lista de candidatos se acorta programa tras programa. La de la gala 11 era sin duda una de las nominaciones más duras de esta edición: a tan solo dos galas de la final, dos amigos convertidos en contrincantes por el jurado se enfrentaban a la decisión del público, que finalmente ha decidido salvar a Ana Guerra con el 51% de los votos.

De esta manera, Roi se ha convertido en el décimo expulsado del programa en su tercera nominación. “Los sueños se cumplen siempre”, ha dicho Roi tras saber que había sido el expulsado asegurando que está muy orgulloso de su paso por el concurso.

Patrocinados

No sabemos qué opinarán sobre eso de que “los sueños se cumplen” los concursantes que han pasado por las anteriores ediciones de Operación Triunfo: por cada Bisbal, Chenoa o Pablo López, que han encontrado el éxito en el mundo de la música —y la televisión— tras haber participado en el talent show, hay otros que no han tenido tanta suerte.

Patrocinados

No sabemos qué pensará de su carrera Víctor Estévez Polo, participante de la cuarta edición de Operación Triunfo —presentada por Jesús Vázquez. En aquella edición conocimos precisamente a algunos cantantes que todavía forman parte del panorama musical nacional, como Edurne, Fran Dieli o Soraya Arnelas.

Víctor fue el tercer finalista de la edición, y aunque no ha contando con una trayectoria tan mediática, sí logró editar un par de discos y formar su propia banda de música. De hecho su primer disco, “Rock & Swing”, alcanzó las 40.000 vendidas, consiguiendo el certificado de Disco de Oro en España.

Posteriormente siguió lanzando discos, con resultados más discretos cada vez: en 2016 publicó su último disco, “Abre tus alas”, cambiando su nombre artístico a Víctor Polo y ligándolo al  proyecto que le ocupa desde hace ya varios años: y es que en la actualidad forma parte de un grupo espiritual, en el que canta y ofrece cursos de autoayuda.

El catalán dejó así de lado la faceta rockera con la que le conocimos para dedicarse en cuerpo y alma a un proyecto que inició en 2013 junto a su compañera Alicia Sánchez.

Ananda Sananda, como se llama dicho grupo, busca “ayudar a las personas a conectar con su corazón y a confiar en sí mismas”. Para ello, ofrecen numerosos cursos de autoayuda, canciones educativas y textos que la pareja comparte en su web y con los que intentan que las personas recuperen “el equilibrio interior y la alegría”.

En la página web del grupo espiritual podemos observar los diferentes cursos y conferencias que imparten: “Regreso a la luz”, “Cómo amarse a uno mismo” o “El Circuito Arcangélico”…

Además, en su catálogo aparecen multitud de canciones creadas expresamente para la meditación, así como vídeos de espiritualidad práctica. Un cambio radical para un triunfito que destacó en su edición por brillantes actuaciones de canciones rockeras como la mismísima “The Final Countdown” de Europe…

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía

Patrocinados