,

El indignante atestado policial de la agresión de “La Manada” a una joven de Pozoblanco

Patrocinados

El abogado de la víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, Carlos Bacaicoa, ha afirmado en la tarde del miércoles 22 de noviembre —después de escuchar la declaración en el juicio de tres de los miembros de “La Manada— que “mienten como bellacos“. Según Bacaicoa, “lo que ellos cuentan no tiene nada que ver con lo que se ve en los vídeos“.

Por encima de todo, señala que los acusados “no” han podido demostrar que la joven estaba de acuerdo, y ha afirmado que “la versión que ellos cuentan no cuadra, queda absolutamente desdicha por los vídeos y por los audios, no puedo decir nada más“. Uno de los vídeos es por lo visto especialmente gráfico: se trata del que borró uno de los acusados, pero pudo ser recuperado después. Y en él, según el abogado de la víctima, se refleja cómo habrían tratado a la chica: “a ella se la pasan como si fuera una pelota“, ha sido su cruda descripción.

Patrocinados

Además, el Ministerio fiscal ha presentado un informe de conclusiones en el que afirman que los hechos “se produjeron sin consentimiento y bajo violencia e intimidación“, y ha considerado que “las pruebas son absolutamente contundentes“.

La fiscal Elena Sarasate dedicó dos largas horas a la presentación de su informe en la sala, y su relato de lo que los miembros de “La Manada” hicieron con su supuesta víctima pone los pelos de punta.

Patrocinados

Según Sarasate, los cinco acusados “actuaron de forma conjunta y organizada, mientras la joven denunciante “no sospechaba ni rematadamente lo que estaba pasando“.

“Cuando los acusados terminaron y consiguieron lo que querían, la dejaron tirada y semidesnuda.”

Además, la fiscal recuerda que la joven fue hallada llorando, algo que llamó la atención de una pareja. Fueron ellos quienes le propusieron llamar a la policía y contarles lo sucedido, y en aquellos instantes nadie dudó de su palabra. Por lo visto a una agente la agarró del brazo y le dijo: “no me dejes sola, por favor“.

Pero también han llamado mucho la atención las palabras del propio abogado de tres de los miembros de “La Manada, Agustín Martínez Becerra. Y es que de sus defendidos ha dicho que “no son modelo de nada“, incluso “imbéciles” en algunos aspectos, “simples” y “primarios” con el fútbol o las relaciones sexuales, “cuantas más mejor… por supuesto, no diría esto si no hubiera un pero.

Y en este caso el pero que ha planteado es que son “buenos hijos” y se les “está destruyendo sin que hayan cometido el delito.

El letrado ha sido el primero en intervenir durante la última sesión del juicio, dedicada a las conclusiones de las defensas, y ha negado los cargos y repetido las declaraciones de la propia denunciante en las que admitió que, por su comportamiento, los acusados pudieron entender “que sí o que no” había consentido las relaciones sexuales.

Pues bien, La Sexta ha tenido acceso al atestado policial de los abusos de estos mismos cinco jóvenes a una joven de Pozoblanco, en Córdoba, y la conclusión sólo puede ser una: lamentable.

En su denuncia, la joven solo acertó a recordar que se subió en el coche del militar para que la llevara a casa. Cuando despertó estaba desnuda en la parte trasera del coche, con la ropa rasgada y sin rastro de los otros miembros de “La Manada“. Según la Policía, es muy probable que fuera drogada con burundanga.

Además, los propios denunciados se grabaron en el interior del coche manoseando a la joven. En las imágenes se aprecia en todo momento la incapacidad de la chica cordobesa para defenderse. En un momento dado, se ve cómo dos brazos salen de la zona delantera para hacer tocamientos a la mujer; uno de ellos es del propio conductor, el guardia civil, que posa en el vídeo con el dedo pulgar hacia arriba. El otro es del “Prenda. Todo ello, además, con el coche en marcha.

La Policía Foral narró así el comportamiento del grupo mientras se produce el presunto abuso sexual investigado: “se ríen y gesticulan, mientras se producen dichas acciones, participando todos activamente en los tocamientos y palpaciones sobre los senos de la mujer“.

Se observa a una mujer en aparente estado de inconsciencia, quien es objeto de reiterados tocamientos en su zona mamaria y besos en su boca sin que reaccione a las actividades de índole sexual de los investigados“, reza el atestado policial sobre este vídeo que los denunciados tardaron apenas 20 minutos en compartir por WhatsApp.

Los comentarios que generaron estas imágenes entre las 21 personas que pertenecen al infame grupo de WhatsApp no son menos escalofriantes: “¿le echasteis a la chavala burundanga? Qué bueno“, afirmó uno de los participantes en la charla, en un indicio más de que la chica fue drogada.

Según la denuncia, cuando la joven despertó el militar le exigió sexo oral, a lo que ella se negó y él le respondió golpeándola.

Recuerda que el joven sevillano la golpeó en la cara al menos un par de veces. También la golpeó en el brazo y la empujó. Mientras le echaba del coche, le gritó fuertemente y le grito: “Puta”“, recoge La Sexta.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía

Patrocinados