, ,

El radar Pegasus de la DGT graba la infracción de tráfico más surrealista de todos los tiempos

Patrocinados

Que las multas tienen afán recaudatorio es algo con lo que están de acuerdo incluso los jueces. Al menos, uno de Cádiz que anuló una multa de 300 euros y pérdida de dos puntos del carné impuesta a un conductor. “Por mucho que se pretenda tramitar sumariamente las sanciones de tráfico, la precipitación en generar y obtener rápidamente pingües beneficios para la Administración no puede hacerse a costa de violentar normas básicas del procedimiento“, dijo.

Pero hay veces que hay que ponerse de acuerdo con las autoridades, y reconocer que algunas multas tienen toda la justificación. Especialmente cuando estás poniendo en peligro tu vida, y la de los demás… por seguir practicando tu hobby.

Patrocinados

Es lo que le pasó a nuestro protagonista. Según informó ABClos tripulantes de un radar-helicóptero Pegasus de la Dirección General de Tráfico se quedaron con la boca abierta el mes pasado cuando interceptaron a un conductor que iba simulando que tocaba la batería con dos palos de madera mientras conducía. En plena autovía.

El conductor utilizaba los palos “a modo de baquetas para golpear con ellas la parte superior del volante de dirección del vehículo, como si fuese tocando una batería al ritmo de la música“. Una peligrosa situación que se prolongó durante más de un minuto, “lo cual le permitió recorrer un gran trayecto por la autovía“.

El conductor soltó ambas manos del volante “para asir un palo en cada una de ellas, permaneciendo en esta actitud hasta que se percató de que el helicóptero sobrevolaba el vehículo, momento éste en el cual cesó su actitud“. Un probable fan de la película Whiplash que puso en peligro al resto de conductores…

Vía Elegí mal día.

Patrocinados