,

Esta niña de 4 años llamó “viejo” a un solitario anciano, él respondió y la madre se quedó alucinada

Patrocinados

Los niños son capaz de sorprendernos a diario con sus actitudes y sus reacciones. Siempre están llenos de buenas intenciones, honestidad y amor… aunque a veces nos pongan en verdaderos aprietos por decir lo primero que se pasa por sus cabecitas. Por ese motivo, ocurren historias como la que os vamos a contar, protagonizada por una pequeña de solamente 4 años, que cambió la vida de un anciano solitario de la manera más inesperada.

1382164_737581116313426_435873066743113571_n-600x799

Norah es una niña de 4 años que por lo que se ve siente una gran empatía con la gente anciana. Su madre, Tara Wood, es escritora y siempre comparte las historias de su hija en su página de Facebook. Esta ha sido sin duda la más recordada por sus seguidores.

Patrocinados

En una ocasión, Norah le dijo que le gustaba mucho la gente anciana por su piel suave, movimientos lentos y que los iba a amar siempre.

Al día siguiente, era el cumpleaños de Norah y después de la escuela pasaron por el supermercado para comprar cosas para la fiesta. En el pasillo de limpieza, Tara estaba distraída por las compras y de pronto se da cuenta de que su hija estaba saludando a un anciano desde el carrito.

Hola persona vieja, hoy es mi cumpleaños“, le dijo Norah al anciano.

14502816_1181779045226962_5956234794511837683_n-600x799

Tara se sintió muy avergonzada por las palabras de su hija, que llamó “viejo” al hombre, pero cuando pensaba en ir a disculparse y marcharse rápidamente, se dio cuenta de que la actitud de este desconocido fue completamente diferente a la que esperaba:

“Hola pequeña dama, ¿cuántos años cumples hoy?”

Los dos conversaron por unos minutos y se marcharon por caminos separados. Después, se lo encontraron en otro pasillo y Tara le pidió si podía fotografiarse con Norah ya que era su cumpleaños. El anciano se sorprendió de la propuesta, porque no podía creer que la pequeña quisiera una fotografía con él.

840c1ebf931fd103b3677ce2ab5ede849caeeb33-600x667

Le preguntaron el nombre y él dijo que se llamaba Dan. Tara contó la historia en su Página de Facebook y una mujer le envió un mensaje: había reconocido al anciano y le contó que estaba pasando por una época muy triste ya que su esposa había muerto unos pocos antes.

Tara sospechó que el encuentro de Dan con Norah podría haberle emocionado profundamente, así que le pidió a esta mujer el teléfono de Dan y volvió a hablar con él. Le dijeron que le querían visitar y él las esperó emocionado

Se cortó el pelo, se puso ropa formal e incluso compró rotuladores para que Norah pintara. Le pidió que le hiciera dibujos para poder colgar en su nevera y ella lo hizo con gusto.

39d2efa200000578-3884058-image-a-8_1477694066494-600x614

Al despedirse, Dan cortó una rosa de su jardín y se la dio a la pequeña. Ella ha guardado la rosa desde entonces, y aunque esté seca sigue durmiendo con ella ya que la mantiene bajo la almohada.

39d2ef9800000578-3884058-image-a-7_1477694061627-600x799

Desde ese día, Norah y Tara visitan al señor Dan todas las semanas, aunque sea durante cinco minutos. Dan les dió las gracias porque desde que su esposa había muerto él tenía problemas para dormir… pero ahora dice que Norah le ha curado.

tara-600x799

39d2ef8700000578-3884058-image-a-12_1477694086291-600x799

Tara dice que Dan es ahora parte de su familia ahora, y le invitan a todas las celebraciones. Desde ese encuentro totalmente casual, este viudo no ha vuelto a sentirse solo ya que ha encontrado una nueva familia… y todo gracias a la osadía de la pequeña.

14610882_1192241994180667_5100943707411265588_n-600x799

14563370_1214697518601781_4043411314092527944_n-600x799

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.

Patrocinados