,

La demostración de que hemos vivido engañados toda nuestra vida

Patrocinados

Hemos contado muchas historias de diseñadores en Elegí mal día: sobre todo porque es desgraciadamente habitual que los diseñadores tengan muy poca protección de sus trabajos originales. E incluso aunque registren los derechos de sus diseños, como vimos recientemente, poco pueden hacer para impedir que les copian gigantes de la moda como H&M, Topshop, Forever 21 o la española Zara.

Pero en esta ocasión os vamos a contar una historia muy diferente. Se trata de el incómodo momento en el que la gente se da cuenta de que ha vivido engañada porque, por culpa de un diseño ambiguo, pensaban que su marca favorita se llamaba de una manera que no era correcta. Algo que ocurrió en el pasado con “Punto Roma“, y que ahora ha vuelto a ocurrir con la marca de leche La Serenísima.

Patrocinados

Juzgad vosotros mismos:

 

Patrocinados

¿Cómo os quedáis? ¿Cuál era vuestra interpretación del logo de La Serenísima? Contádnoslo en los comentarios.

Patrocinados