, ,

La genial forma de pedir la baja de un gimnasio que deberíamos copiar todos

Patrocinados

Con algunos gimnasios pasa como hace unos años con las empresas de telefonía: a la hora de darte de alta todo son facilidades y ofertas. Especialmente en esos momentos en los que somos especialmente vulnerables: a principios de año, cuando estamos seguros de que vamos a cumplir todos nuestros propósitos… o antes del verano, a tiempo para comenzar la operación bikini.

Pero asistir al gimnasio puede ser muy cansado para algunos, y pasa lo que pasa, seguimos pagando una membresía que no estamos aprovechando. Y ahí es cuando nos encontramos con el lado oscuro de todo esto: darse de baja puede llegar a ser más cansado todavía.

Patrocinados

Eso es lo que le pasó a Leonardo Arriaga, un locutor de 32 años originario de la Ciudad de México, que intentó cancelar su membresía en Smart Fit… pero se encontró con un requisito que le pareció injusto.

Iba a cumplir el año y como ya casi no iba, decidí ir a cancelar mi suscripción. Cuando llego ahí me dicen que necesito entregarles una carta impresa con los motivos por los cuáles ya no quiero estar con ellos“, ha contado a Verne. “No me dijeron de ninguna penalización pero se me hizo una tontería porque nadie debería condicionar la cancelación de algo a una carta“, asegura.

Patrocinados

Pues dicho y hecho: el locutor cumplió la petición, pero marcándose un trolleo de los que hacen época. Por supuesto, no dejó de compartirlo en las redes, donde se ha convertido en todo un fenómeno viral que ha puesto de moda esta forma de despedirse del gimnasio.

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Patrocinados