, ,

La Guardia Civil advierte: si vais por la calle y oís estas palabras, NO hagáis caso

Patrocinados

El refrán “nunca os acostaréis sin saber algo nuevo” parece que lo dijo alguien que sabía lo que se nos venía encima con la llegada de Internet y las redes sociales. Si no vivís en una cueva apartado del mundo, es imposible que no aprendáis tres o cuatro cosas nuevas cada día gracias a Twitter, Facebook, WhatsApp o Instagram. Una locura.

Por supuesto, hay información más útil que otra —el otro día os contamos de dónde venía la expresión “sudar como un cerdo, algo que es interesante, pero práctico lo que se dice práctico…—. Por ejemplo, la Guardia Civil ha advertido a través de su cuenta de Twitter de un nuevo método utilizado por los ladrones callejeros para llevar a cabo un robo en plena calle, algo que viene muy bien saber para evitar ponernos en una situación de peligro.

Patrocinados

Se trata del método “de la pintura: después de que se hayan producido las primeras denuncias relacionadas con este método de actuación, desde la cuenta de la Guardia Civil piden a los ciudadanos que desconfíen de los comentarios de terceras personas en determinados lugares, ya que podrían ser víctimas de este nuevo tipo de robo callejero

Vas por la calle y alguien te avisa que tienes pintura en la espalda. Desconfía, puedes estar siendo víctima de un intento de robo“, dice la cuenta. El objetivo de la técnica es distraer a la persona mientras un segundo ladrón se hace con sus pertenencias.

Patrocinados

El método de actuación es el siguiente: el primer ladrón intenta que la víctima pierda la atención mediante una frase como la de la pintura, que además requiere una acción. A continuación, una segunda persona ataca a la víctima para inmovilizarla y proceder así al robo.

No es el único método de robo del que han avisado recientemente las autoridades, que también nos han contado el llamado “método de la siembra“: los ladrones se acercan a la víctima cuando está sacando dinero de un cajero automático, y la distraen diciéndole por ejemplo que se la ha caído alguna pertenencia o dinero al suelo.

Cuando el estafado baja la guardia, aprovechan para cogerle la tarjeta de crédito o débito, y cambiársela por otra. Además, permanecen atentos para ver el número secreto, y de esta manera poder utilizar su tarjeta bancaria.

Los consejos de la Policía para evitar caer en una trampa de este tipo son sencillos: tapar siempre el teclado del cajero cuando se teclea el número secreto, y, si hay alguien cerca, evitar hacer la operación en ese momento. Además, se recomienda no perder de vista en ningún momento la tarjeta bancaria.

 

Patrocinados