,

Lujo y ostentación, así se divierten los ‘niñatos nini’ multimillonarios de Dubai

Patrocinados

Lluvia de dinero, coches de lujo, champán de 6.000 euros la botella y muchas joyas. Esta es la vida de los descendientes “ninis” (ni estudian ni trabajan) de los magnates del petróleo instalados en Dubai.

Noches a todo tren en las que no se miran las cuentas de los restaurantes más caros del mundo y donde las propinas en billetes de 500 euros (quién las cogiera) son algo habitual.

Patrocinados

Los hijos de la jet-set del petróleo viven a todo trapo, y no pierden una ocasión para presumir de ello en sus perfiles de las redes sociales. Aquí te mostramos diez ejemplos de lo que es vivir bien, pero muy bien, sin haber doblado el lomo en tu vida. Sí, es envidia insana.

1. Ferraris chapados en oro. Lo mismo que el Seat Panda que ves en la avenida de tu pueblo. 

2. Las mascotas pequeñas son otra de sus debilidades. 

3. Acuarios que valen más que mi piso. 

4. Tener mucho dinero no significa que no puedas ser una hortera. 

5. Relojes muy discretos para no llamar la atención. 

6. El elegir un par de zapatos se convierte en un drama. 

8. También ocurre lo mismo cuando tienes que elegir qué coche te llevas ese día. 

9. Un día a la semana les gusta visitar el McDonald’s para saltarse la dieta de champán y marisco. 

10. En sus humildes casas tienen que usar GPS para no perderse. El verdad lujo es estar en el cuarto de baño y que nadie te moleste. 

 

Patrocinados