,

Se convierte en la concursante más odiada de la historia de ‘First Dates’ por su excesiva sinceridad sobre el hombre que buscaba

Patrocinados

First Dates sigue cosechando grandes audiencias y nuevos seguidores semana tras semana con una fórmula que, aunque no lo es, parece sencilla: un presentador top que da mucho juego con los pretendientes que acuden al dating show en busca del amor; unos camareros con una química espectacular, y unos guionistas que siguen con el listón muy alto después de más de un año en antena. Uno de los puntos fuertes del programa de Cuatro reside en que, si estás zapeando y lo pones unos segundos, te engancha hasta que sabes si Paqui le da una segunda cita a Manolo o lo manda a coger setas.

Uno de nuestros consejos, si alguna vez decides buscar una relación en First Dates es que, ante todo, seas educado o educada, tanto con tu cita como con los camareros y presentador. No te comportes como un sábado a las cinco de la mañana en la discoteca de tu pueblo cuando vas sudando J&B. No olvides que te está viendo media España, incluidos familiares y amigos. Un poquito de por favor.

Un ejemplo de como NO hay que comportarse lo puso en el programa de ayer lunes Tina, una ucraniana de 20 años que llegó al plató-restaurante comiéndose el mundo, y que se definió como guapa, lista, azafata de eventos “que es como modelo pero de menos prestigio” y que buscaba un hombre con dinero. Stop muchachos tiesos, si no tienes una cartera repleta de billetes, Tina ni te mira.

Patrocinados

Pero Tina, además de ser maravillosa, también es un pelín susceptible, y cuando Jaime le dijo que quería una segunda cita porque le gustaba como persona “que es más importante que el físico” la ucraniana se puso en modo defensivo y le soltó una tontería como un piano de cola: “Cuando alguien dice que lo más importante de una persona no es su físico, es porque la estás llamando fea”. Claro que sí, Tina, es por eso.

Patrocinados

Finalmente, la joven le dijo que no a Jaime a una segunda cita porque lo vio “indeciso e inseguro” y la razón de esos nervios es, según la joven, “porque yo soy un pibón”. De verdad, Tina, vete a tu casa con la abuela que no tienes.

 

Patrocinados