Patrocinados m1

,


Estupefacción tras descubrirse el extraño fenómeno que se produce en una farmacia de Oviedo

Patrocinados r1

“Se rompe el continuum espacio-tiempo”.

El refrán “nunca os acostaréis sin saber algo nuevo” parece que lo dijo alguien que sabía lo que se nos venía encima con la llegada de Internet y las redes sociales. Si no vivís en una cueva apartados del mundo, es imposible que no aprendáis tres o cuatro cosas nuevas cada día gracias a Twitter, Facebook, WhatsApp o Instagram. Una locura.

Giphy

Además, las redes sociales pueden ser de gran utilidad para encontrar a personas con tu misma profesión e intereses, y poder recurrir a ellas cuando se necesita ayuda. Por ejemplo, los farmacéuticos, que se apoyan en las redes sociales para solucionar uno de los grandes problemas de su profesión.

“Realmente los farmacéuticos de España tienen un grupo en Facebook para ayudarse entre ellos a descifrar la letra de las recetas médicas y estoy llorando”, escribió recientemente el usuario @AlfonsoLomas en Twitter. En la imagen que compartió, se podía cómo uno de los miembros del grupo puso en el muro la captura de una receta… y el resto le ayudó a intentar descifrar qué ponía en ella.

Patrocinados r2

De farmacias va la cosa: el último fenómeno viral de las redes sociales tiene que ver con ellas, aunque en este caso se trata de un inquietante fenómeno digno del mejor Iker Jiménez.

Lo ha descubierto Pablo Texón, escritor y profesor de lengua y literatura, en una esquina de Oviedo: en ella hay una Farmacia con dos relojes-termómetro, uno en cada una de las dos paredes que conforman la esquina.

Patrocinados r3

Y ahí viene lo extraño; como descubrió Texón, pasa algo realmente extraño, ya que estos relojes no solamente marcan horas diferentes, sino que también varían las temperaturas. “La pasada noche encontré una esquina en la que se rompe el continuum espacio-tiempo: una pared vive con 4 minutos de adelanto sobre la otra y con 2 grados menos”, contó en un tuit que ha sido muy compartido.

Como se puede ver, mientras uno e los relojes marca las 23:50, el otro indica que son las 23:46. Podría ser algo más o menos normal, pero el otro fenómeno es todavía más inquietante: uno de ellos marca 19 grados y, justo al lado, marca dos grados más.

Giphy

Estas son algunas respuestas al tuit:

¿Qué os parece a vosotros?