Patrocinados m1

,


Tiró toneladas de cáscara de naranja en un campo, 16 años después, el resultado asombra al mundo

Patrocinados r1

Los científicos no tenían ni idea de que esto fuese posible

Durante décadas, países de todo el mundo han estado quemando sus selvas tropicales, especialmente en Sudamérica, donde vastas franjas de tierra han sido deforestadas para dar cabida a la industria.

Pero por suerte, hay personas que están tratando de salvar estos importantes ecosistemas, como una pareja de Estados Unidos, Daniel Janzen y Winnie Hallwachs de la Universidad de Pennsylvania  que firmaron un acuerdo con un fabricante de zumo de naranja en Costa Rica.

La pareja pidió a la empresa que donara parte de sus tierras forestales a un área de conservación y, a cambio, la empresa tendría la posibilidad de deshacerse de sus residuos de piel de naranja en medio de un pasto sin costo alguno. Fue una oferta intrigante, y la compañía estuvo de acuerdo.

Patrocinados r2
Cáscaras de naranja es Costa Rica
Facebook

Un año más tarde, una empresa rival de zumo de naranja demandó a la primera empresa para que dejase de verter sus residuos en el campo. La segunda compañía dijo que las cáscaras de naranja estaban contaminando la tierra.

En el momento en que la primera empresa se vio obligada a detenerse, había descargado 1.000 camiones que hacían más de 12.000 toneladas de cáscaras. Después, el experimento fue olvidado y la tierra quedó intacta durante más de una década.

Patrocinados r3

Antes de que terminara el experimento, los dos ecologistas norteamericanos colocaron una señal en el sitio. Pero cuando regresaron 16 años más tarde, tuvieron dificultades para encontrarlo de nuevo.

Cáscaras de naranja es Costa Rica

Por supuesto, estaban en el lugar correcto, pero el paisaje había sido completamente transformado. Durante los últimos 16 años, las cáscaras de naranja se habían encogido y sentado las bases para que una nueva vida floreciera en el paisaje regenerado.

La selva había adquirido una vida completamente nueva. Los árboles habían crecido altos y fuertes y varias especies de animales, incluyendo hurones, se habían trasladado a la zona.

Princeton Environmental Institute

El increíble descubrimiento de los ecologistas reveló una nueva lección importante para los ecologistas: resulta que las áreas totalmente deforestadas pueden volver a la vida. 

Janzen y Hallwachs fueron finalmente capaces de localizar la señal que todos esos años atrás. Estaba cubierta por la vegetación que había crecido estos 16 años.

Gracias a la humilde cáscara de naranja, los ecologistas han descubierto algo increíble, algo que incluso podría cambiar el futuro de nuestro planeta. Con suerte, también inspirará muchos más proyectos similares en un futuro cercano.

Cáscaras de Naranja

fuente